Gracias a la profesionalidad y criterio de la doctora Elena Pau, y al seguimiento personalizado que hizo de nuestro caso, hoy tenemos a nuestro tan deseado hijo