Me complace informarte que el 13 de noviembre llegó a nuestras vidas “la pequeña Lucía”, llegó tras 18 horas de inducción al parto y una cesárea, pero llegó preciosa con los ojitos abiertos y casi sin llorar….

Estamos tan felices que ya se nos ha olvidado la lucha de casi 5 años de tratamientos, esperas y viajes…pero lo que nunca podremos olvidar es de la doctora que ha podido hacer realidad nuestro sueño de ser padres, la persona que nunca tiró la toalla y nos apoyó tras cada intento fallido, la que nos dio aliento hasta el final, y esa doctora eres tú Elena, te debo este milagro para toda la vida… mi hija por fin la tengo en brazos…